Turismo de vacunación, una realidad que se trata de evitar

Varios países están pidiendo pruebas de residencias para disminuir aún más estos casos.

Durante las recientes semanas se ha venido discutiendo el impacto del llamado turismo de vacunas, algo que ha sido denunciado por autoridades en algunos países.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, ha dicho que personas de otros países han logrado obtener la vacuna contra el COVID-19 en algunos puntos de vacunación. Razón por la cual se han tomado medidas.

“Lamentablemente hemos visto personas que vienen desde el extranjero y se burlan de nosotros vacunándose aquí. Eso es inaceptable”, dijo la semana pasada Suárez, quien añadió que en los centros controlados por la alcaldía no ha pasado, pero tienen pruebas de que en otros controlados por agencias sí, según RCN.

La gran mayoría de países no ha alcanzado a cubrir la demanda que tienen de vacunas, incluyendo Estados Unidos, por lo que hay molestias por este ‘turismo’.

Por ello, se recuerdan los riesgos para los que lo hacen. Según Diario de las Américas, estas personas podrían tener sanciones, puesto que los que tienen una visa de turismo tienen permisos muy claros. Entre ellos, que no va al país por tratamiento médico, para eso hay otra visa. Entonces si alguien llegó de esa manera y se vacuna está violando sus restricciones.

Además de Florida, estado en el que se encuentra Miami, Nueva York, Texas y California también están atentos ante este ‘turismo’ y están tomando medidas para tratar de evitarlo.

En Florida ahora cuando se va a vacunar se tiene que probar su residencia en el estado, puede ser presentando su licencia de conducir, pago de algún servicio, una escritura o un comprobante de hipoteca.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) también está en alerta sobre estos casos, por lo que abogados de inmigración locales comentan que si se dan cuenta de que alguien viajó para vacunarse podrían anularle la visa y ya no podría volver por la segunda dosis e incluso imponer sanciones económicas que podrían llegar a los 15 mil dólares. Podrían hasta negarla la visa para siempre.

Con otras visas como la F1 de estudiantes, J1 de trabajadores en práctica o la E2 de inversor, que permiten estar residiendo en el país, sí se puede acceder a la vacunación, ya que tienen otras restricciones.

Varios medios de Estados Unidos y de México han comentado el caso del presentador de farándula mexicano Juan José Origel, de 73 años, quien viajó a Miami a ponerse la vacuna, pero reside en Ciudad de México. De igual manera personalidades de otros países latinos también habían hecho público que se vacunaron y esto causó cierta molestia, aunque en ese momento -enero- en ciudades como la antes mencionada se vacunaba a quien quisiera, sin pruebas de residencia, si cumplía con el rango de edad.

Según datos Departamento de Salud de Florida entregados a BBC en febrero, hubo más de 52.000 personas de fuera de Florida que fueron vacunadas. Es decir, eran de otro estado -usualmente jubilados que llegan a Florida por el invierno y personas de altos recursos- o vivían en otro país -turistas-.

Esto se daba mientras adultos mayores residentes en Florida no lograban sacar una cita. Algo que ha ido mejorando en las semanas siguientes.

Mientras que en Nueva York también se había empezado a pedir alguna prueba de residencia ante la llegada de canadienses para vacunarse a principios de año.

En Estados Unidos la distribución de vacunas está a cargo del gobierno federal, pero cada estado tiene su propio plan de vacunación.

En California el departamento de salud local había priorizado los requerimientos médicos, algo que según activistas en inmigración ayudaba a que los indocumentados puedan acceder a la vacuna. Aunque hay condados como San Diego que han tomado medidas adicionales.

Además de lo que ocurre en Estados Unidos, también se ha reportado de empresas de viaje que han comenzado a ofrecer paquetes de viaje a Dubai, Cuba o Rusia y que afirman incluir una vacuna.

Medios británicos también han mencionado un club privado, Knightsbridge Circle, había ofrecido vuelos en primera clase o en avión privado a Dubái, con alojamiento por hasta un mes. Todo esto más las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer.

Ese paquete se ofrecía a 45 mil euros (poco más de 53 mil dólares) y estaba destinado a mayores de 65 años.

En India, una agencia llamada Gem Tours & Travels ofrecía viajes a Estados Unidos con el mismo fin, según el diario español La Vanguardia. Sin embargo, ante la polémica la empresa dijo que solo ofrecía los viajes y ya dependía de la persona intentar o no vacunarse. 



Scroll Up