Se confirmó cierre de $2.300 millones en el 2020 por ecommerce, que plantea cinco desafíos para el 2021

Ecuador alcanzó un volumen de negocio en comercio electrónico de $ 2.300 millones en el 2020, lo que representó un crecimiento de $ 700 millones (43,75%) en comparación a lo alcanzado en el 2019; y para el 2021 se estima un crecimiento no menor a un doble dígito.

Esto según la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE), entidad que confirmó que las categorías con mejor desempeño en el 2020 fueron alimentos e higiene, computación, electrodomésticos, moda y belleza, educación, pagos online, juegos online, comida para mascotas, delivery y telefonía celular.

Este crecimiento ya había sido proyectado en noviembre pasado por Leonardo Ottati, director general de la CECE, al señalar que en el 2019 en Ecuador se movieron alrededor de $ 1.600 millones y para el 2020 se esperaban cerca $ 2.000 millones, aunque con lo sucedido por la pandemia del COVID-19 la cifra no debía ser menor a $ 2.300 millones

Ahora, Ottati indicó que el 2020 marcó un antes y un después en el comercio online; y que el contexto de la pandemia obligó a las marcas y a los profesionales del sector a realizar esfuerzos para adaptarse a toda velocidad a la nueva realidad y al nuevo consumo.

Ottati compartió varios datos sobre el Ecommerce en Ecuador, como que 1 de cada 3 compradores eligió por primera vez el canal online para generar sus compras, también que se reportó un crecimiento del 800% en visitas a los sitios webs y un 44% en órdenes en comparación con 2019.

Además, se estima que la masa de compradores online se duplicó durante los días de cuarentena (confinamiento) y orgánicamente, esta cantidad, sigue creciendo y aumentando su frecuencia de compra; y regionalmente el comercio electrónico avanzó y creció en 2 meses lo que hubiera tomado 5 años.

“Con la cuarentena, vimos la llegada de un nuevo perfil de comprador. Mucha gente adulta que antes no usaba esta modalidad ahora se ve obligada y la respuesta fue bastante buena”, sostuvo Ottati, quien señalo que la CECE plantea cinco desafíos para el ecommerce en este año:

1.- Educación a la oferta:

Es necesario profesionalizar la oferta que existe en comercios en línea, sean productos y servicios, o por cualquier canal no presencial; otorgar conocimientos específicos para brindar una mejor experiencia.

2.-Entender la demanda:

Las empresas deben identificar y diferenciar los productos que los usuarios prefieren comprar vía online y cuáles prefiere comprar de manera presencial; esto permitirá tener un panorama más claro, difundir los beneficios de comprar online y realizar los ajustes necesarios para brindar una mejor experiencia e interacción online.

3.- Fortalecer la relación público-privada:

Es necesario estrechar alianzas entre la empresa privada con el Gobierno para efectuar una mejor toma de decisiones y al diseño de estrategias que sean beneficiosas para ambas partes y para el país a nivel de tributos y en condiciones de mercado. Trabajar de manera mancomunada para difundir las ventajas y mejoras en temas como: logística y medios de pago.

4.- Mejorar el alcance de la bancarización:

Facilidad para que las personas se encuentren bancarizadas, esto permitirá generar un ecosistema de formalidad en el sector, aumentando la confianza de los consumidores para realizar transacción y compra electrónica.

5.- Acceso a la tecnología:

Mejorar el alcance de digitalización de diversos sectores facilitando el acceso a dispositivos, como en el ancho de banda de internet; esto no solo como vía para dinamizar la economía a través del comercio electrónico si no para facilitar el teletrabajo y teleeducación.



Scroll Up