Recuperación de exportaciones y un acuerdo parcial, las expectativas del sector maderero para el 2021

La balsa fue la madera que mejor desempeño tuvo en el 2020 con la exportación de $ 570 millones, el 67% del total de maderas a los diferentes mercados.

El 2020 fue un año positivo para el Ecuador en lo que tiene que ver con las exportaciones de madera.

Según cifras del Banco Central del Ecuador (BCE), el año pasado el país exportó $ 823 millones, el 13% menos en volumen que el 2019; pero el 74% más en montos, un crecimiento inédito pese a darse en un año impactado por la pandemia del COVID-19. En el 2019 se exportaron cerca de $ 511 millones.

Consolidar este crecimiento en los mercados internacionales y lograr una baja de aranceles para determinados tipos de madera en su principal destino, para ser más competitivos frente a otros países exportadores, son las principales expectativas del sector maderero para este 2021.

Christian Riofrío, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Industriales de la Madera (AIMA), explica que existen muchas especies forestales que se producen en el país, como la teca, eucalipto, pino, melina (de plantaciones) y otras de bosques nativos, pero aseguró que fue la balsa la que más sobresalió el año pasado.

Esa madera y sus derivados pasaron de representar el 44% de las exportaciones en el 2019 con $ 219,4 millones a sobrepasar el 66% el año pasado con $ 570 millones. Asia es el principal destino de esta madera con el 77%, le siguen Europa con el 12% y América con el 11%.

Sin embargo, Riofrío lamentó que el auge de la balsa tuvo sus consecuencias debido a la tala indiscriminada e ilegal por parte de grupos informales.

Ante la problemática, el dirigente indicó que AIMA presentó una hoja de ruta para promover el manejo sustentable de esta madera en la que propusieron incrementar el establecimiento de plantaciones de balsa y sumar a las áreas que sus empresas afiliadas (45 en total) tienen sembradas, incluyendo proyectos de siembra, como los que ya se están llevando a cabo, con comunidades y agricultores, especialmente en la Amazonia.

Ya en el plano internacional, Riofrío cree que las exportaciones de balsa no tendrán el mismo comportamiento este año que en el 2020.

“Seguramente las exportaciones (en su conjunto) no sean tan altas como lo fueron en 2020, debido a que los productos de balsa no se prevé que tengan la misma demanda. Sin embargo, los demás productos del sector siguen teniendo potencial y se espera consolidar el crecimiento, y recuperación (en algunos casos) que se ha venido experimentando en los últimos años”, sostuvo el dirigente.

En este conjunto está la teca. Grace Mogrovejo, directora ejecutiva de la Asociación Ecuatoriana de Productores y Comercializadores de Teca y Maderas Tropicales (Asoteca), dijo que en el 2020 se exportaron $ 38 millones, esto es, 240.000 toneladas; mientras que el año anterior se exportaron $ 42,8 millones.

“El sector exportador de teca, producto de la pandemia, atravesó una difícil situación, sin embargo logró recuperarse poco a poco pese a que no consiguió los volúmenes exportados de años anteriores”, especificó la dirigente.

Sin embargo, aseguró que en los últimos meses del 2020 y los primeros del 2021 se manejaron volúmenes muy por encima de los que normalmente suelen exportarse dada la temporada invernal.

En Ecuador, según los datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), hasta el 2020 se encontraban registradas 53.000 hectáreas plantadas de teca, cuya producción sale casi en su totalidad (95%) a mercados como Bélgica, Vietnam, España, China e India, siendo este último el principal con el 98% de participación. En tanto que el 5% se queda para consumo interno.

Sin embargo, para este año Mogrovejo indicó que la expectativa se enfoca en que el Gobierno logre un acuerdo parcial con su principal mercado, India, para rebajar los aranceles que la teca ecuatoriana debe pagar, 5% para la madera en bruto y el 10% para la procesada.

“Esperamos que las gestiones avancen porque el acuerdo de alcance parcial es algo que viene en proceso hace tres años aproximadamente, que lógicamente se debe cumplir con fases y el año anterior fue un año atípico en todo sentido… que generó que se avance lentamente por la situación mundial”, analizó Mogrovejo, quien lamentó que otros países productores como los africanos Tanzania, Ghana y Benín entran a India sin aranceles y además tienen la ventaja adicional de su ubicación más cercana.

Otra tarea para el sector en este año, según la directora de Asoteca, es impulsar la reactivación del Programa de Incentivos Forestales, que permitió el establecimiento de miles de hectáreas de plantaciones comerciales orientados en la sostenibilidad con una producción libre de deforestación, coincidiendo con la meta de los objetivos y desarrollo sostenible (ODS)

En tanto que Riofrío agregó que dentro del plan anual de AIMA proyectan varias iniciativas y proyectos, enfocados en las necesidades de cada segmento de la industria. “También tenemos temas transversales como la agenda comercial del Ecuador en lo que tiene que ver con negociaciones con importantes mercados como Estados Unidos, México y otros países con los que el Gobierno está negociando”, aseguró. 



Scroll Up