Más vuelos se proyectan para el segundo semestre en un mercado aéreo con distintos ritmos de recuperación

Frecuencias en primer año de reactivación no superan el 50%.

Ecuador cumplió este mes un año desde que reactivó sus vuelos comerciales de pasajeros en medio de la pandemia del COVID-19, que desató la peor crisis en la industria aérea nacional e internacional.

Y aunque el país fue de los primeros en reanudar sus vuelos, tener abiertos los aeropuertos a lo largo de este año no ha sido suficiente para que los pasajeros vuelvan de inmediato. La contracción del tráfico golpeó a las aerolíneas y, por ende, a las terminales de Quito y Guayaquil.

Desde junio del 2020 a mayo del 2021, el aeropuerto de Guayaquil movilizó 1′150.142 pasajeros nacionales e internacionales, lo que supone un 64,07 % menos que en el mismo periodo del 2019, según datos de la Airports Council International (ACI).

Mientras tanto, la terminal capitalina trasladó en este mismo periodo a 1′151.826 pasajeros, refieren cifras del mismo aeropuerto. Su promedio mensual bordeó los 95.985 pasajeros, que representan un 77 % por debajo del promedio de antes de la pandemia.

En los aeropuertos sostienen que las rutas se han retomado en su mayoría y una buena parte de las aerolíneas está de vuelta, pero cuando se examinan las cifras de las frecuencias, estas aún están por debajo de los niveles pre-COVID-19.

Ezequiel Barrenechea, vicepresidente de Tagsa, concesionaria de la terminal porteña, sostiene que en el caso de Guayaquil aún no se llega al 50 % de los vuelos internacionales y ni al 35 % de los nacionales.

Las estimaciones de la ACI y la IATA apuntan a una recuperación de los niveles que había en el 2019 hacia el 2024 o 2025. “Teniendo eso en cuenta podemos decir que en vuelos internacionales vamos por ese camino, pero tal vez en vuelos nacionales vemos que es más lenta la recuperación”, indica Barrenechea.

Por la situación, Tagsa dejó de percibir ingresos por $ 60 millones y los accionistas tuvieron que realizar aportes por casi $ 30 millones para mantener las operaciones del aeropuerto, según el directivo. Además, tuvo que continuar con las inversiones comprometidas.

Estados Unidos es uno de los destinos foráneos con mejor recuperación en lo que va de la reactivación de los vuelos. Las aerolíneas estadounidenses incluso han aumentado en este mes sus frecuencias en Quito y Guayaquil ante un alza de la demanda.

United, que tuvo vuelos de repatriación en los meses críticos y reanudó su servicio regular en la ruta Houston-Quito-Houston en junio del 2020, tiene actualmente más vuelos.

Desde el 4 de junio de este año, la compañía comenzó a operar nueve frecuencias semanales en esa ruta, lo que significa un aumento del 28 % de las operaciones frente al mismo periodo del 2019.

United ha incrementado sus frecuencias en la ruta Houston-Quito-Houston.

Bettina Carvajal, country manager Ecuador de United, explica que en la recuperación de las rutas a Estados Unidos hay algunos factores que inciden como, por ejemplo, que ese país mantuvo abiertas sus fronteras hacia y desde Latinoamérica, salvo en casos excepcionales.

Adicionalmente, indica, el proceso acelerado de vacunación en Estados Unidos, que ha seguido avanzando, impulsa a viajeros a planificar desplazamientos de vacaciones o para visitar a amigos y familiares.

En este mes, American Airlines fue otra empresa americana que aumentó una tercera frecuencia en Quito y Guayaquil, con lo que incrementó su capacidad de asientos en el 49,6 % en Guayaquil y 48,1 % desde la capital. Sus vuelos han salido en algunos días con el 80 % de su ocupación.

La panameña Copa, que tiene su hub de conexión en Ciudad de Panamá y que es usado por ecuatorianos para llegar a Estados Unidos, es otra línea que ha recuperado su operación en Guayaquil, donde tiene hasta seis vuelos diarios.

Otras compañías han anunciado planes para aumentar sus vuelos este segundo semestre. Iberia incrementará una frecuencia adicional en su ruta Madrid-Quito-Madrid entre julio y agosto, con lo que pasará a tener seis vuelos semanales.

Plus Ultra retomará su vuelo triangular entre Madrid-Quito-Guayaquil desde el 10 de julio. La primera operación llegará a la capital ecuatoriana a las 06:05 y después a Guayaquil a las 09:10.

Y el grupo Latam planea incorporar una nueva ruta entre Bogotá y Guayaquil. Édgar Andrade, gerente comercial de LATAM Airlines Ecuador, dice que esperan tener “gran acogida” con esta ruta, pues permitirá a los pasajeros llegar a Bogotá, y conectar con Miami y la red de destinos que operan desde Colombia. Además, dice, “es una oportunidad para reactivar el turismo y ampliar la conectividad del país”.

Para atraer diferentes segmentos de pasajeros, la aerolínea diseñó esa ruta con itinerarios que permitirán al viajero ir en la mañana y retornar en la noche.

La mirada puesta en Galápagos

Dentro del mercado doméstico parte de las expectativas se enfocan en los vuelos a las islas Galápagos, una vez que en ese destino la vacunación ya cubrió a la población mayor de 18 años y desde julio regirán nuevos requisitos de entrada.

“Las expectativas para la segunda mitad del año son altas. Esperamos una reactivación importante, sobre todo en el tráfico de turistas hacia Ecuador, en especial hacia las islas Galápagos, Baltra y San Cristóbal”, indica Andrade.

Avianca Ecuador proyecta aumentar sus frecuencias al Archipiélago. David Alemán, director de Avianca para Centro y Sudamérica, sostiene que entre julio y agosto aumentarán las frecuencias a Galápagos. “Estamos mirando cómo operadores extranjeros están ya reanudando sus operaciones a partir de julio y agosto y esperamos que esa tendencia se mantenga a lo largo de los siguientes meses”, sostiene.

Ese destino suma a Aeroregional como nuevo competidor, pues logró frecuencias que antes tenía Tame.

Jorge Rosillo, gerente de Aeropuerto Ecológico Galápagos, sostiene que se aspira a que en este segundo semestre suba el 50 % la cifra de pasajeros. “Esperamos terminar el año en el aeropuerto Ecológico de Galápagos (Baltra) con el 60 % de los pasajeros que se manejaban en 2019″, asevera. (I)

Medidas en el aeropuerto de Guayaquil

Las restricciones de acceso de automóviles a la terminal aérea de Guayaquil se levantaron. Sin embargo, se mantiene la restricción de ingreso de acompañantes al aeropuerto con la finalidad de evitar la acumulación de pasajeros cuando se juntan los horarios de diferentes vuelo.

Los acompañantes de los pasajeros deberán seguir esperando en el exterior de la terminal como hasta ahora, según Tagsa.



Scroll Up