Martha Moncayo, gerenta de CNT: En zonas industriales y educativas se instalarán antenas 5G

CNT cuenta con 541 antenas a nivel nacional, las cuales ha potenciado para recibir la frecuencia del 5G. Esperan instalar otras 77 antenas.

Hasta 2022 se prevén 618 antenas instaladas por la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) a nivel nacional con la frecuencia de 5G o también conocida como la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil.

De estas 618 antenas, 541 ya están operativas y por su función de multitecnología pueden brindar la 5G, de acuerdo con la gerenta general de CNT-EP, Martha Moncayo. Prevén sumarse otras 77 entre este y el próximo año.

Explica que se han realizado varias demostraciones y que los primeros en gozar de la velocidad que genera 5G serán las áreas educativas, industriales e incluso las ciudades más pobladas.

La tecnología 5G, a nivel mundial, es calificada como una “revolución”. ¿Cómo es este proceso en el país?

Es un proceso que en el tiempo no solo necesita de la reglamentación, que es la que nos entrega el Estado y el Ministerio de Telecomunicaciones y Arcotel, que están terminando de hacer la contratación para la valoración del espectro para el uso de 5G, que está en las bandas del 3.5 y 700. Sin embargo, esto no quita que la tecnología no la puedas comprar. Existen unas antenas que son multitecnología.

¿Cuántas antenas adquirieron?

Nosotros ya tenemos instaladas torres que pueden pasar todo tipo de tecnología, desde la 2G hasta la 5G. En este momento estamos utilizando para el LTE (modelo estándar para comunicaciones inalámbricas). Tenemos 541 antenas (multitecnología) a nivel nacional y ya podrían recibir la frecuencia de 5G y seguiremos para el 2021 y 2022 con 77 adicionales.

Esto es un paso de conciencia sobre adónde tenemos que llegar, pero también es hacerlo poco a poco porque las inversiones que se necesitan son amplias.

¿Cuánto invirtió CNT?

CNT no dejó de invertir a pesar del año de pandemia. Tuvimos alrededor de los $ 70 millones de inversiones de despliegue en todas nuestras líneas. (…) Pero tenemos que subir ese número en los próximos años para poder avanzar. Tenemos que dar un salto de $ 150 millones.

¿Dónde estarán ubicadas?

Las ciudades más pobladas y las áreas de educación serán las primeras que puedan gozar de esta velocidad y al mismo tiempo usarla. El Estado y empresas privadas definirán también en donde el producto puede ser comercial para ellos.

Creo que en las zonas industriales y educativas como la universidad. En este momento la mayoría de antenas están en la zona Pacífico, en Guayas y Manabí; y en la Sierra y el Oriente.

¿Cómo son las antenas?

Las tradicionales se ven iguales. Las otras son más chiquitas y estarían ubicadas en edificios y otros sitios para poder producir a la menor distancia que requiere el 5G para mantenerse en movimiento en la velocidad que necesita.

CNT ha realizado varias pruebas del uso de la tecnología 5G. ¿Cuál ha sido el resultado?

Lo que hicimos con Nokia en Guayaquil fue precisamente una prueba de velocidad de la mínima latencia que tiene el 5G. A qué me refiero con mínima latencia, a la experiencia cuando tú estás viendo una película o haciendo algo que está interconectado como recibiendo o enviando datos, cuando se te corta quiere decir que tiene una alta latencia. Y 5G tiene una baja latencia.

Ese día hicimos el ejercicio de 500 megas. Cuando te quieres bajar una película te puedes demorar hasta 20 minutos y acá fue en 58 segundos.

En este proceso no solo es 5G, sino el IoT, es decir, el internet de las cosas. ¿Cómo funcionará?

Vamos a tener un impulso muy importante para lo que es la agricultura, el medio ambiente, industrias. Con el 5G llega un mejor uso del internet de las cosas. Es todo aquello en donde un dispositivo envía información y carga sin que la mano del hombre esté presente. El 5G hace que todos estos dispositivos hablen en conjunto.

Otro ejercicio es que un carro podría recibir la alarma sobre accidentes, como lo que ya se hace un poco con Google Maps. Aquí, en cambio, el carro estaría conectado. Entonces, es el manejo de toda esa data de forma rápida lo que nos dará mejor calidad de vida.

En la agricultura, el ejercicio fue con un dron en tiempo real y uno podía ver qué tan sanas están las plantas con base en los sensores de clorofila. Lo mismo puede saberse en otras plantaciones de qué tan sanas están desde una vista superior.

En el caso del ganado puedes poner cercos virtuales para saber si uno o más animales abandonan el perímetro, es buena arma contra el abigeato; esto refleja que el internet de las cosas es mucho más cercano y beneficioso de lo que podíamos pensar.

¿En las proyecciones está pensado el ofrecer este servicio, la conexión para el internet de las cosas o el IoT?

Nosotros nos vamos a enfocar en una primera etapa en desarrollar esos productos para clientes, empresas y mipymes que les sirva para empezar a trabajar con el internet de las cosas. Este internet ya puede suceder, en espacios amplios este cerco digital se puede crear en puntos georreferenciados para que informen si una vaca ha sido robada. Para eso se necesitan unos permisos de Arcotel, que está formulando, y salir con esa parte. Lo más importante del 5G es estar listos en el desarrollo de dispositivos.

¿Este proyecto de la adquisición y colocación de nuevas antenas hasta el 2022 podría afectarse o no con el próximo gobierno?

Espero que realmente cuando ese cambio se dé, que será el 24 de mayo, se puedan apegar a lo que es una planificación estratégica de diez años que dejamos haciendo de cómo deben desarrollarse las inversiones. Espero que exista esa conciencia.



Scroll Up