La Pisada Roja que inspiró a jóvenes emprendedores y dio trabajo a artesanos del calzado de Ambato

El calzado es elaborado por 60 personas de dos fábricas de Ambato. Tienen demanda del producto a nivel nacional.

Luciendo una leva y zapatos deportivos de color rojo y la música de fondo de la famosa canción Bad, de Michael Jackson, el ahora presidente electo Guillermo Lasso estrenó el 25 de febrero pasado su ingreso a la red social Tik Tok para anunciar que estaba en la segunda vuelta electoral.

Esos nueve segundos bastaron para que en poco tiempo captara la atención de muchos en las redes sociales, entre ellos los hermanos Sebastián y Julián Alvarado, dos quiteños de 25 y 22 años, en su orden, que vieron la oportunidad de iniciar un emprendimiento y crearon el concepto de pisadaroja.ec.

Sebastián, un ingeniero en software, cuenta que comenzaron a ver en las redes sociales los comentarios y la gente que cada vez se mostraba luciendo zapatos rojos. “Empezaba a posicionarse como un símbolo de unidad, de esa unidad que queremos todos los ecuatorianos. Nos dimos cuenta de la tendencia y dijimos es una buena oportunidad para crear algo que la gente pueda unirse y sentirse parte de…”, dice.

Señala que su familia ha estado involucrada en la industria del calzado “toda la vida”, por lo que al iniciar esta idea viajaron a Ambato y se contactaron con artesanos de dos fábricas, cada una de treinta personas, para elaborar el modelo de zapatos como el que tenía el candidato.

Más allá del zapato rojo es esta sensación de unidad, de apoyar a la producción local, de estar más conectados con los productos que tenemos y generar una inspiración para otros jóvenes que piensan emprender.

Sebastián Alvarado

Expresa que se arriesgaron a invertir y se confeccionaron 120 pares de buena calidad para ver si lograban venderlos. Promocionaron las ventas en redes sociales y páginas web, para entregar a domicilio sin recarga, a un costo de $ 35 y con la oferta de si lleva dos el valor es de $ 60. Tuvieron una alta demanda y ya llevan vendiendo unos 3.500 pares y tienen unos 400 pedidos de personas que los quieren usar para el día de la posesión, señala.

Durante la campaña Guillermo Lasso recibió a parte del equipo de Pisada Roja. Foto Cortesía

Dice que la acogida superó sus expectativas tanto que la semana pasada debieron cerrar la página porque ya no tenían en stock porque son un grupo pequeño. Hoy nuevamente se activaron en redes y empiezan a confirmar pedidos.

Algunos pares fueron obsequiados a personas conocidas o famosas en el medio para que los promocionen y ya tuvieron con Lasso un encuentro en Quito cuando estaba en campaña.

Hicimos un logo, un concepto, pero queríamos algo más allá de solo vender zapatos. Realmente queríamos en estas elecciones hacer un cambio (…). Nace esta idea de que la pisada roja es la pisada hacia el cambio, la unión, hacia la esperanza, tratamos de transmitir eso en nuestros envíos, nuestra redes, en la gente.

Sol Peñaherrera

Sol Peñaherrera, que es parte del equipo que lo integran ocho jóvenes y maneja las ventas en Guayaquil, menciona que además de generar ventas despertaron una esperanza en la gente.

Comenta que una madre de familia que trabaja con ellos les contó que un día en que el personal estaba cansado uno de los trabajadores de la fábrica se levantó y los animó diciendo: “Sigamos porque vamos a demostrar que nuestros productos son de calidad”.

Los comerciantes de zapatos se motivaron al contar con pedidos, dicen los emprendedores de esta iniciativa. Foto Cortesía

Esta joven de 24 años espera que Lasso cumpla su promesa de ir a Ambato y entrevistarse con los artesanos de esta industria y con la gente que también ha sido afectada económicamente por la pandemia.

Recalca que no están afiliados al partido de Lasso ni habían tenido contacto cuando empezó el proyecto, pero sí sentían afinidad con su plan de gobierno. 



Scroll Up