‘Es un momento clave para posicionar al Ecuador como destino de inversión en la región’

El Consorcio Nobis cumple este 16 de julio 24 años desde su fundación en 1997. Isabel Noboa, su presidenta ejecutiva, cuenta detalles de su crecimiento y planes

El 16 de julio de 1997 se fundó el Consorcio Nobis, un grupo empresarial que inició con el Ingenio Valdez, Pronobis y el centro comercial Mall del Sol y que a lo largo de más de dos décadas han incursionado en áreas estratégicas como diversificación en el área de alimentos, exportaciones y hotelería, e internacionalizándose con el área de dulces y confites y como socios estratégicos de multinacionales de infraestructura portuaria y minería. Isabel Noboa, presidenta ejecutiva del Consorcio, recuerda los principales logros en estos 24 años de trayectoria y comenta además hacia dónde apuntan los proyectos de Nobis.

¿Cuáles han sido los principales hitos del Consorcio Nobis en estos 24 años?

Iniciamos con la empresa centenaria Valdez, Mall del Sol y Pronobis. Para el año 2006, adquirimos otra empresa centenaria, parte de la tradición chocolatera del país, la fábrica La Universal. Asimismo, fuimos desarrollando otros negocios sostenibles, amigables con el medio ambiente. Codana y Ecoelectric, que producen alcohol etílico y energía limpia con la biomasa de la caña de azúcar, respectivamente. Siguiendo esta línea, nace la Hacienda Turística Pachakay, con potencial para atraer turistas locales y extranjeros. Posteriormente fuimos incursionando en negocios internacionales con la integración de La Universal a la empresa internacional BIA, holding multilatina de alimentos que desarrolla sus actividades en segmentos como dulces y confites, culinarios y café. Paralelamente, en Colombia adquirimos la empresa Comestibles Integrales, que produce galletas.

Otros hitos importantes fueron la participación en el negocio portuario con DP World Posorja y en la exploración minera con la canadiense Adventus. En el 2020, en la etapa más difícil de la pandemia del COVID-19, evolucionamos convirtiéndonos en holding gestor de inversiones. Actualmente, participamos también en el sector de la agroexportación con la empresa SocialDeal y Honey Fruit, exportando frutas exóticas a los mercados internacionales.

¿Cómo se ha diversificado el portafolio del Consorcio Nobis desde 1997 hasta la actualidad?

Nos hemos diversificado porque creemos en un país próspero y productivo. Por eso nuestro portafolio ha crecido al punto de tener empresas propias operadas en varias industrias, como son Azucarera Valdez, Codana, Ecoelectric, Mall del Sol, Pronobis, Comestibles Integrales S.A.S., SocialDeal, HoneyFruit, Hacienda San Rafael, Pachakay, Tecnobis, Innobis, Fundación Nobis y The Nobis Foundation.

Además, contamos con inversiones estratégicas en empresas locales y multinacionales como BIA (holding alimenticio dueño de La Universal), DP World Posorja, Adventus, y Omni Hospital. A esto se suma una alianza estratégica con el grupo hotelero Sixstar.

¿Cuáles son los ingresos del Consorcio Nobis actualmente?

Las empresas en donde Nobis invierte y participa directa o indirectamente generan ingresos anuales por más de $ 500 millones.

¿En cuanto a exportación de productos y servicios a qué mercados llega el Consorcio Nobis y con qué productos?

Actualmente con nuestra empresa agroexportadora SocialDeal exportamos frutas exóticas como pitahaya amarilla y roja, orito, granadilla, pepino dulce, maracuyá, entre otras, a mercados internacionales que incluyen Estados Unidos, Suiza, Canadá, Holanda, España, Singapur, Francia, Hong Kong y Singapur.

¿Cuál fue el impacto en el Consorcio Nobis de la pandemia del COVID-19?

Esta pandemia nos impulsó a la transformación digital y a la adopción y desarrollo de herramientas que recién estaban desplegándose. Con ello, hemos realizado un ajuste y redefinición de políticas en los negocios que nos permitieron reactivarnos en el menor tiempo posible. Nuestro centro comercial Mall del Sol lanzó su plataforma digital durante la etapa más difícil de la pandemia y fue elegido por el Municipio de la ciudad como plan piloto de reapertura de centros comerciales.

Dos de los proyectos inmobiliarios de nuestra empresa Pronobis fueron seleccionados por el Centro de Operaciones de Emergencia como plan piloto de reactivación en el área de construcción. Estamos apoyando al Estado con el plan 9-100 para la vacunación directa del público en general y a través del punto vehicular express. Dentro de la vacunación directa al público estamos impulsando la vacunación empresarial para nuestros colaboradores, socios estratégicos y familiares.

La pandemia fue para nosotros una oportunidad para ser resilientes y salir adelante, construyendo un mejor entorno empresarial con más inversiones, fuentes de empleo y progreso local.

¿Qué proyectos prepara el Consorcio Nobis y en qué áreas?

Actualmente hemos lanzado al mercado una iniciativa de agroexportación para la siembra, cultivo y exportación de productos como arándanos, orito orgánico y jengibre orgánico, mediante la estructuración de un fideicomiso de inversión al cual hemos invitado a varios potenciales inversionistas.

¿Qué expectativa hay en los anuncios de incentivar alianzas público-privadas y concesiones?

Las alianzas público-privadas permiten consolidar esfuerzos y alinear expectativas entre el empresariado y los distintos organismos del Estado. Desde hace algunos años somos parte de una de las principales APP del país, como es la operación del puerto de aguas profundas de Posorja. Estamos seguros de que el incentivo en este tipo de alianzas permitirá dinamizar la economía de forma más ágil.

¿Qué debería incluir una reforma laboral?

Es importante que cualquier reforma laboral tome en cuenta la posibilidad de generación de empleo en todo nivel. Es necesario reformar el acuerdo del contrato eventual indefinido y propiciar la generalización de este tipo de contratos a toda clase de actividades estables, ocasionales o eventuales. Lo que permitirá aumentar las plazas de empleo.

¿Hacia dónde debe ir la reforma tributaria para impulsar inversiones?

Deben contemplarse incentivos tributarios para la atracción de capitales del exterior. Es un momento clave para posicionar al Ecuador como destino de inversión en la región y para lograrlo debemos crear un ambiente de negocios, tributario y jurídico eficiente. Competitivo frente a los países vecinos. 



Scroll Up