Cuatro componentes mueven la Estrategia Nacional de Comercio Electrónico

La agenda tiene plazo hasta diciembre de este año para mostrar avances

El hipercrecimiento que el comercio electrónico experimentó en Ecuador en el 2020 a raíz del confinamiento por la pandemia del COVID-19, que aceleró la adaptación de la oferta y la demanda a esta nueva forma de realizar transacciones, también aceleró el trabajo coordinado público-privado para mejorar el entorno de la economía digital.

De esta manera, con cuatro componentes principales y un plazo para aplicarlos y mostrar avances, se lanzó este miércoles la Estrategia Nacional de Comercio Electrónico, a través de un foro virtual, en el que participaron representantes del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP), la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE) y la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (CITE).

Juan Sebastián Salcedo, director ejecutivo de la CITE, resaltó que en el 2020 el ecommerce movió $ 2.300 millones, un crecimiento de $ 700 millones (43,75%) en comparación a lo alcanzado en el 2019, aunque reconoció que hasta el momento el avance en esta materia se ha dado de manera empírica y por necesidad; por lo que indicó que es importante fomentar estos canales de manera ordenada.

“Este primer año (2020) ha marcado un antes y un después, ha cambiado el hábito de las personas que han tenido que volcarse a los comercios digitales”, expresó Salcedo, quien indicó que los cambios que se esperaban implementar dentro de los próximos cinco años se los han visto comprimidos en tan solo seis meses.

Este avance también se evidenció en la creación de aplicaciones, Salcedo indicó que en el 2020 en Ecuador se crearon por los menos 90 nuevas aplicaciones o plataformas: 45 enfocadas al Fintech (mercado financiero) y 45 al ecommerce.

Por su parte, Daniel Legarda, viceministro de Comercio Exterior, lamentó que la pandemia haya generado pérdida de empleos, la caída del consumo y de la economía, pero resaltó también las oportunidades que creó para los emprendedores, pero también los desafíos que se manifiestan en brechas que también tienen que cerrarse.

“En el caso del Ecuador este trabajo se lo ha hecho de la mano con el sector privado y la academia para tener una estrategia no al 100%, no la exacta, pero sí que permita avanzar”, sostuvo Legarda, quien identificó los cuatro componentes de esta estrategia: marco legal, fomento enfocado en mipymes (micro, pequeña y mediana empresa), fomento de sistemas de pagos y seguridad; y logística del proceso de comercio electrónico.

En el eje del marco legal, Legarda explicó que se fortalecerán las regulaciones del sector al reconocer que las que existen actualmente es poca y dispersa.

En cuanto al fomento de las mipymes, indicó que se detectó la mayor dificultad de este tipo de empresas para adaptarse a la realidad que representa la nueva normalidad con mayores desafíos, pero también se hallaron ventajas como la flexibilidad para poder adaptar sus procesos y estándares a esta nueva realidad.

Sobre el fomento de pagos y seguridad, el viceministro indicó que si bien se tiene una herramienta para poder vender, todavía no contempla la estrategia integral de comercio electrónico.

“Hay que llevar a un nivel más alto las transacciones con las pasarelas de pago, para que se desincentive el uso del efectivo en la economía en general y tengamos más transacciones electrónicas”, mencionó Legarda.

Finalmente, catalogó a la logística, o llamada la última milla, como un gran desafío, pues aseguró que muchas empresas están en pasarela de pagos, tienen vitrina de ecommerce, ya tienen identificado a sus clientes y se posicionan bien, pero la logística de entrega sigue siendo deficiente.

Legarda reveló que inicialmente estos componentes tenían un plazo de un año desde el lanzamiento de la estrategia, es decir hasta marzo del 2022, para entregar resultados; sin embargo, se acortó a diciembre de este año; y añadió que además se trasladará a las nueva autoridades, tras el cambio de gobierno programado para mayo próximo, para que continúen la aplicación de la estrategia.

Al respecto, Leonardo Ottati, presidente de la CECE, catalogó a esta estrategia como un punto de partida, perfectible. “Que el gobierno que venga continúe con el trabajo, lo perfeccione y haga los ajustes que tengan que hacer”, sostuvo el dirigente gremial, quien elogió el planteamiento de la iniciativa al contemplar dos aristas principales: la oferta y la demanda.

“La agenda involucra mucho difundir el comercio electrónico, sus bondades, de hacer crecer la masa de consumidores”, dijo Ottati, quien reveló que dentro de la estrategia la CECE consiguió un acuerdo regional de capacitación con el Instituto Interamericano de Comercio Electrónico.

En tanto, Legarda resaltó el trabajo de Ecuador con organismos internacionales al respecto del ecommerce. “Los nuevos acuerdos comerciales ya incorporan capítulos de comercio electrónico y Ecuador se ha sumado a diálogos en la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la potencial regulación al comercio de servicios que se está llevando a cabo”, sostuvo el viceministro, quien aseguró que este jueves, durante un evento oficial, se revelarán más detalles de la estrategia lanzada.



Scroll Up