Avianca escoge Ecuador para comenzar a aplicar tarifa de bajo costo que busca impulsar tráfico

Modifica su estructura tarifaria para añadir otra propuesta enfocada en precio

Con la pandemia no solo que las aerolíneas a nivel global han tenido que lidiar con una baja en sus ingresos por la contracción del tráfico de pasajeros, sino que están adaptando sus modelos de negocios a una nueva realidad.

El mercado corporativo, que antes de la crisis sanitaria representaba una cuota significativa, se ha achicado, las compras por internet han crecido y la competencia en ciertos destinos se está enfocando en los precios.

Avianca, que el año pasado entró al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, es una de las aerolíneas que se alista para introducir cambios en su modelo y parte de eso incluye a su familia tarifaria.

Ecuador es el primer mercado que ha seleccionado para implementar a partir del 1 de julio una nueva tarifa plana destinada al pasajero que privilegia el precio sobre otros servicios. Es decir, una tarifa de bajo costo para viajar ligero (solo con maleta de mano, sin equipaje para bodega), similar a la que manejan las aerolíneas de low cost. La introducirá bajo la estrategia Avianca para todos.

Con esto, la aerolínea pasará a tener seis tipos de tarifas, las cuales identifica por tallas. La nueva se denomina XS y partirá de un precio base, pero permitirá al pasajero comprar servicios como selección de silla, equipaje adicional. Tiene restricciones como acumulación de millas o cambios.

“Vamos a tener bandas tarifarias que van a llegar a segmentos específicos y que van a estimular el viaje y competir de mejor manera en destinos de mucha competencia”, señala David Alemán, ecuatoriano que en mayo asumió la dirección de Avianca para Centroamérica y Sudamérica.

Según datos que maneja la aerolínea, el mercado corporativo se ha reducido por las nuevas modalidades de trabajo, pero viajes por asuntos familiares y por placer tienden a crecer. Y es allí donde la aerolínea intenta captar una parte del pastel con su nuevo modelo tarifario.

Avianca opera actualmente vuelos domésticos en Quito, Guayaquil, Manta, Baltra, San Cristóbal y tiene pendiente reactivar Coca. A nivel internacional vuela a Bogotá y El Salvador.

Para julio y agosto incrementará frecuencias a Galápagos y espera aumentar vuelos entre Quito y Guayaquil.

“En general, incrementaremos entre junio, julio y agosto alrededor del 15 % más en esos destinos que ya operamos”, sostiene Alemán, quien agrega que la recuperación va a diferentes ritmos en algunos mercados.

El ejecutivo refiere que la expectativa es por lo menos llegar a la mitad de este año con un 50 % en la recuperación de capacidad operativa que tenían antes del COVID-19 y al final del año tener un nivel cercano o superior a 60 %.

Sobre los planes de nuevas rutas, Alemán explica que están buscando y evaluando oportunidades de desarrollar nuevos destinos, en especial rutas de punto a punto, sin necesidad de pasar por un hub de conexión. Localmente estudian la posibilidad de volver a Cuenca.

“Sin duda hay la intención de poder explorar oportunidades, vamos a tener sesiones muy activas porque entendemos que hay un cambio de gobierno y queremos entender cómo hacer sinergias en los temas que involucran la apertura de una base”, sostiene Alemán.

Avianca cuenta con seis aviones en su flota local y en el país tiene entre el 45 % y 47 % de participación.



Scroll Up