Aeropuerto de Quito funciona con 77 % menos pasajeros que antes de la pandemia, pero actividad va al alza

A un año de haber reanudado las operaciones que se suspendieron por la pandemia, Quiport, administradora del aeropuerto, hace una evaluación.

El promedio mensual de pasajeros en este periodo fue de 95.985 pasajeros, es decir, el 77 % menor que el promedio mensual registrado antes de la pandemia (418.614 pasajeros).

De acuerdo con un boletín de prensa de Quiport, administradora del aeropuerto, la recuperación del volumen de pasajeros ha sido paulatina pero constante. En junio de 2020, por el aeropuerto capitalino transitaron 19.664 pasajeros y para mayo de 2021, un total de 163.082 personas utilizaron la terminal aérea.

En lo que se refiere a conectividad se ha restablecido aproximadamente el 80 % de las frecuencias con las que operaba el aeropuerto antes de la pandemia. De los 17 destinos internacionales directos a los que se llegaba desde Quito se han reanudado 11: Ámsterdam, Atlanta, Madrid, Fort Lauderdale, Houston, Miami, Ciudad de México, Panamá, San Salvador, Bogotá y Lima.

De manera similar, de 18 aerolíneas internacionales que volaron en 2019, 12 compañías aéreas operan nuevamente en el aeropuerto de Quito.

Respecto del tráfico nacional se han restablecido siete destinos dentro del país, de los nueve que existían antes de la crisis sanitaria: Guayaquil, Baltra, San Cristóbal, Cuenca, Manta, Loja y Coca. Tres aerolíneas brindan el servicio de vuelos nacionales comerciales de pasajeros.

Quiport recordó que a mediados de marzo de 2020, el Comité de Operaciones de Emergencia del Ecuador determinó el cese de operaciones aéreas comerciales de pasajeros en todo el país debido a la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Pese a ello, el aeropuerto de Quito nunca dejó de operar pues se mantuvo abierto para manejar los vuelos de repatriación y también las operaciones de carga aérea, tanto de exportación como de importación. Hubo más de 225 vuelos de repatriación de salida que permitieron movilizar miles de pasajeros que querían regresar a casa.

Los protocolos y procedimientos fueron comprobados por representantes del COE nacional, así como por autoridades de la Dirección General de Aviación Civil y del Municipio de Quito, quienes estuvieron de acuerdo en reanudar las operaciones comerciales de pasajeros a partir del 1 de junio. Ányelo Acosta, máxima autoridad de la Dirección General de Aviación Civil, asegura que fue mucho más fácil tomar decisiones porque se contaba con planes y protocolos, y se trabajó con un manual y procedimientos de bioseguridad. “Corporación Quiport hizo todas las adecuaciones necesarias y no escatimó en hacer los cambios para adaptarse a esta nueva realidad de la aviación. Luego de varias reuniones y de incansables horas de trabajo logramos tener un aeropuerto con las condiciones necesarias para recibir a los pasajeros”.

El presidente de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas en el Ecuador (Arlae), Marco Subía, destaca que “el hecho de que todos los actores de la industria hayamos trabajado juntos para lograr una reapertura pronta del aeropuerto de Quito, y del país en general, ha coadyuvado para que la industria se reactive de mejor manera”.



Scroll Up